La cirugía laparoscópica es un método moderno para la realización de procedimientos quirúrgicos. Para la realización de estas operaciones, se utiliza un telescopio delgado (laparoscopio), conectado a una cámara de video especial, la cual transmite las imágenes a una pantalla de televisión. El laparoscopio se introduce al abdomen ó al tórax a través de una pequeña incisión (5-10mm) y el cirujano puede ver los órganos internos de manera muy clara. A través de pequeñas incisiones adicionales se introducen cánulas (pequeños tubos), que se utilizan para introducir instrumentos delgados y delicados con los cuales se efectuará la cirugía. De esta manera, el cirujano puede realizar la operación mirando en una pantalla de televisión, sin necesidad de efectuar incisiones grandes en la piel. Esto favorece la recuperación del paciente, pues en la mayoría de los casos en que se hacen estas cirugías en forma abierta, lo más molesto es la herida en la piel. En el caso de la cirugía laparoscópica, una herida de 10 a 20 centímetros, puede evitarse, cambiándola por varias heridas pequeñas que miden de 5 a 10 mm. 

 
 
 
Ginecología
Maternidad
Intensivo de Neonatos
Cirugía General
Cirugía Laparoscópica
Cirugía Plástica
Laboratorio Clínico
Galería Fotográfica
 
 

PBX 22088400

Teléfono directo  Médico Residente:

5515-7098

 

   
   
  Diseñado por: Soluciones Informáticas Kakuk